miércoles, 4 de marzo de 2009

Juguemos con los chicos

Los chicos han perdido los juegos... y dicen que el Gran Bonete los tiene.
¿Yo Señor? ¡No Señor!
¿Pues, entonces, quién los tiene?
¿Quién tiene la soga o el metro de elástico para saltar? ¿Quién se robó los gritos de los chicos en la tarde jugando a la mancha venenosa, la mancha congelada o la mancha agachada?
¡Pido gancho, el que me toca es un chancho!

¿Quién le quitó a los niños las escondidas?
Cuento hasta tres para que alguien me lo diga:
Uno, dos, tres; punto y coma, el que no se escondió se embroma.
¿Quién se llevó el poliladron, el stop, el quemado y la rayuela?
¿Quién prohibió por decreto el ring raje?
¿Quién se olvido de enseñarles a los niños la ronda, el Anton Pirulero, El Martín Pescador y el Mantanterolirulá?
¿Quién escondió las piedritas del tinenti, y las bolitas, y las chapitas y las figuritas con brillantinas?
¿Dónde está la colección de autitos y todas las muñecas?

¿Quién encerró a los niños y nos los deja salir a jugar?
Tal vez fue alguien que decidió que lo mejor para un niño es acumular la mayor cantidad de conocimientos e información y si es posible en inglés.
¿Qué pasó con nosotros que sí sabíamos abrir la puerta para ir a jugar?
¿Queremos ahora que nuestros hijos sean ante todo inteligentes y sabios, que hablen dos o tres idiomas, que dominen la computación y mejor aún, si son capaces de conectarse a Internet todo el día?

Sería bueno que no colgáramos en los hombros de los chicos una mochila tan pesada, llena de palabras y fórmulas raras y de la que hemos ido sacando de a poco los juegos, los cuentos, la poesía, las fantasías, los sueños y la imaginación...
Se debe hacer difícil subir la cuesta de la vida con tanto peso, debe ser muy difícil caminar si no se lleva guardado en el alma el recuerdo de ese increíble paseo en bicicleta o la cacería de bichitos de luz en las noches de verano o se escucha desde adentro el grito de:
¡Piedra libre para mí y para todos mis compañeros!

Reservémonos el tiempo para algo tan importante como JUGAR y juguemos todos en el bosque mientras el lobo no está, ¿Lobo está?

No se olviden de enseñar a sus niños a jugar (hijos, sobrinos, hijos de amigos, vecinos, alumnos, todos!).

¿Y...? ¿Qué esperan para formar equipos?
Vamos, Pizza Pizzuela color de ciruela, via via salto pie, no es de menta ni de rosa para mi querida esposa, que se llama Doña Rosa y que vive en Men- do-za.



Escrito por una docente argentina para despedir a sus alumnos egresados de sala de 4 años.
Lomas de Zamora, Octubre 2003.


(Yo lo encontré hace un tiempo en el lindo Blog que tiene Pilar, Mi rincón favorito y me tomé el atrevimiento de hacerle algunos arreglitos personales)

20 comentarios:

Zimbon dijo...

Dos aclaraciones, dos... hay algunos juegos que no conozco por ser chiquito, jaja...

Y, nobleza obliga, sé que en algunos lugares, estos juegos todavía prevalecen por sobre las "responsabilidades infantiles", o al menos conviven como complemento de ellas.

Ahh, acabo de postearlo, y ahora me acordé de los potreros para jugar al fútbol, o las casitas en los árboles...
Seguro hay mas cosas!

Paula de Bera dijo...

Hola!! Caramba, me hiciste añorar la niñez.
Dónde está "la lopa" dónde saltábamos encima de un compañero al grito: 14 la perdí, mientras el de atrás, al saltar continuaba: 15 la encontré...
Muy buen post!!!
Besos!!

Emilia dijo...

Muy cierto ya nadie juega... triste.

Si buscan a los chicos que salían a jugar y tenían toda la libertad para hacerlo, búsquenlos pegados a la PC!

(Al menos mis sobrinos andan en esos extraños menesteres nuevos.)



::::

Perdóoon por no estar más despierta!
Pero en última instancia si yo te firmo acá y vos me respondés en el mío, yo sé bien de qué me estás hablando porque después de todo, te estás dirigiendo a mi persona!!
Además yo vuelvo cuando veo que renovaste y no tiendo tampoco a chusmear firmas ajenas, che!!


Saludos!

:)

Nan dijo...

yo laburo de jugar asi que los tengo cercanos, además mi caso no es como el tuyo y mis años me permiten recordarlos. ayer JUEGO DE LAS SILLAS hoy GALLITO CIEGO, además con las familias tenemos un libro de juegos y voy recopilando juegos de toda latinoamérica ya que en los jardines tenemos familias de todos lados, me voy pq me están esperando y me toco melón melón

Jous dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jous dijo...

Un niño que no juega cuando tiene que jugar, será aniñado cuando le toque madurar...porque quemó etapas irrepetibles que más tarde va a querer recuperar...

que emotivo Sil..!
estoy gastando algunas lágrimas acá...recordando infancias campestres y rabiando con los que se olvidaron de jugar.

Mis dedos hoy están torpes, pero yo sé que vos me entendés igual...

BUENAS NOTICIAS dijo...

He llegado aquí desde el blog de Paula, atraida por el nombre de tu blog... (Sabina es único). Y aprovecho para saludarte y mandarte un beso!! Te leeré con calma...

Lola dijo...

De mucha nostalgía tu post. Son añorables los días de bici o cuando te leín cuentos. Cuando estabas lejos de ver a Tom & Jerry, con definiciones de Freud. Es una lastima que a la generación de la escondida, se la hayan llevado los chicos Play Station.
Excelente post.

Flo :) dijo...

mientras nombrabas los juegos, me robaste varias sonrizas, y casi casi, que se me pianta un lagrimón, pero después llegué a la parte en la que vi que nos robaron.
siempre lo supe, pero no lo quería decir.
no es que les quiera echar la culpa, pero son los adultos con todo ese asunto de ser adultos.. cosa que cada vez pretenden enseñar desde más chicos a los niños.
y les roban los juegos
y nos roban los juegos
y les cortan las sonrizas
y nos cortan las sonrizas
y les quitan cosas que nunca más pueden volver
y nos quitan recuerdos, que nunca más podrían pasar.
lo que no se vive... ¡qué dificil que se hace para recordar!
y, como dice Joaquín no hay nostalgia peor q añorar lo que nunca, jamás, sucedió
cosa que les pasaría, si no nos damos cuenta pronto de que son (somos) chicos, y que tenemos que hacer valer este, que es nuestro derecho, el de jugar, el de ir aprendiendo por uno mismo a vivir

gracias por esto, mi querido Zimbón.

Flo :) dijo...

saltar la soga
chapulín colorado
mestá
el huevo podrido
metí la pata
juegos de cartas
cambiar figuritas en el recreo
hacer de la bici una graaan moto con una chapita

y, como dijiste, que el último cante piedra libre para todos los compañeros!

así... nos salvamos todos ;)

Jous dijo...

"¡Pido gancho, el que me toca es un chancho!"

jajajaja.....cuánta inocencia!

Luli dijo...

Creo que hay que aceptar que nuestros hijos no jueguen nuestros mismos juegos y es lógico. Nosotros seguramente no jugamos los mismos juegos que nuestros padres y ellos los de nuestros abuelos.

Me parece que hay varias cosas que tenemos que hacer los adultos, una es enseñarles y darles herramientas para imaginar; cuentos, música, paseos.
Otra es acompañarlos en el juego, jugar con ellos.
Seguramente en un tiempo mi hijo quiera jugar a la play, y bueno, tendré que aprender y jugar con él.
No lo puedo meter en una burbuja y abstraerlo de este mundo por el simple hecho que el mío fue distinto.
Adaptación y aceptación. De eso se trata.
Y no de resignación.

Un beso!

el Rafa dijo...

En las reuniones familiares yo sigo jugando casi todas estas cosas. Claro que tengo que disimular como que estoy cuidando a los chicos… pero bue al menos despunto el vicio.
Sabes que mal que quede un día que una vecina nos vino a acusar que le tocábamos el timbre y salíamos corriendo???

Pilar dijo...

Gracias Zimbon por recrear ese post, le pusiste aires nuevos y es lindo que circule así los adultos nos avivamos más y no le quitamos a los niños tantas oportunidades de disfrutar la vida como lo que son: "niños". Además hay que tener en cuenta la inseguridad,que hace que los pequeños no puedan jugar libremente en la calle o el potrero como lo hacíamos ,por ej.nosotros hace aaaañoooos.besos Pilar

ViKi dijo...

wow jugué a todos esos juegos y a todos los extraño... y sí, hay quienes todavía juegan pero depende de nosotros que se siga jugando, hay que seguir pasando la mancha.

SALUDOS!

Zimbon dijo...

Paula, qué es la lopa? es lindo añorar con alegría...


Emilia, Los míos mas o menos, todavía les queda algo, pero en el interior es distinto...

Jaja, solo puntos de vista, no problem! Besos.


Nan, toda una suerte la tuya!


Jous, te entendí! Y estoy de acuerdo con vos, aunque te cueste creerlo, je...


Buenas noticias, Sabina es único! Lea tranqui nomás.... Besos y bienvenidos!


Lola, No me gustaba mucho tom y jerry, pero el resto si, es una lástima, pero es lo que hay...


Flo, lindas palabras las tuyas! Creo que los adultos cada vez entendemos menos a los chicos, por suerte, algunos quedan....


Flo, buenísimos aportes! esos si los recuerdo...


Jous, y no lo tocabas! te daba cosita, jeje


Luli, uno acepta eso, lo que es mas molesto es recargar responsabilidades como aprender idiomas, computación y etc, no como actividades recreativas sino como exigencias de curriculum a una edad en la que las exigencias deberían ser otras...
Después que los juegos cambien, es obvio, uno debe aceptarlo y está bien que así sea.
Después estoy con vos! Y vos sos una mamá de las lindas, asi que este poncho no te cabe, je!


Sigo...

BUENAS NOTICIAS dijo...

¿Sabes? sólo he viajado una vez a Argentina y fue el año pasado para ver el concierto de Serrat y Sabina en la Bombonera. 2 pájaros de un tiro. ALUCINANTE!!!!

Zimbon dijo...

Rafa,
Vos sos un fenómeno! Te envidio un cachito... jaja, las vecinas son así de indiscretas!


Pilar,
Gracias a vos! Solo fueron detalles, los méritos son todos tuyos, y lo importante es difundir estas ideas, no? Besos!


Viky,
yo también los extraño! listo, yo la paso...


Buenas noticias,
Yo estuve en ese concierto. Increible noche en la Bombonera!
De donde sos?

BUENAS NOTICIAS dijo...

Soy de Barcelona y estuve en los cuatro conciertos porque mi amiga trabaja con Sabina, jejejeje. Sí que fue increible, mágico, maravilloso. Si quieres, tengo fotos......
Un beso,
Elena

Zimbon dijo...

Vamos a tener que conversar sobre ello, pero de una te digo, que sos muyyy afortunada! Y que te envidio...mucho!
Jaja, besos!

Ahh, y aguante el Madrid!