martes, 23 de diciembre de 2008

Necesito un cambio, don Niembrooo!




Como algunos pocos habrán notado, este rincón cambió su aspecto. Creo que modificar el diseño del blog es una tentacion semejante a cambiar los muebles de lugar en mi casa. No se si por mi incosciente pesa mas el inconformismo por lo que veo o la necesidad de romper la rutina, quizas ambas.

La cosa es que renovarse me parece necesario, matar la rutina, una lavada de cara, cambiar los colores aprovechando el final del año...

A los que les gusta el blog, no se asusten que los contenidos serán los mismos. Y a los que no les agrada mucho y esperan algún cambio, lamento desilusionarlos. Esto es lo que hay...
Espero guste.

1 comentario:

Pilar dijo...

Me alegra que te gusten los cambios,y está re lindos, yo todavía no me animo a tocar una tecla de más en el mío por miedo a perderlo todo, por eso soy muy conservadora no porque me disgusten los cambios.Ahhh, copiaste el post???.Saludos Pilar