martes, 16 de diciembre de 2008

La infancia y el cielo

"La rayuela se juega con una piedrecita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrecita, un zapato y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrecita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo, se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas (rayuela caracol, rayuela rectangular, rayuela de fantasía, poco usada) y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrecita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo, lo malo es que justamente a esa altura, cuando casi nadie ha aprendido a remontar la piedrecita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar. Y porque se ha salido de la infancia se olvida que para llegar al Cielo se necesitan, como ingredientes, una piedrecita y la punta de un zapato”.


Julio Cortázar, en "Rayuela"

10 comentarios:

JO dijo...

Con una piedrita de la tierra al Cielo
y sacudirla al aire
buscando alguna clase de Cielo diferente
por un camino mas corto.

Josefina.-

JO dijo...

"hay tantos misterios entre el cielo y la Tierra" (W. Shakespeare)



Gracias por el regalito Cortzazariano...a "La Maga le encantan los líos inverosímiles en que anda metida, siempre por causa del fracaso de la leyes en su vida..."

Zimbon dijo...

De nada niña! Ayyy, esta Maga...no tiene arreglo!

"Lo malo es que justamente a esa altura, cuando casi nadie ha aprendido a remontar la piedrecita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar".

Que buen fragmento!!!

Ana dijo...

Me dieron ganas de jugar a la rayuela, cuánto tiempo hace que no juego!

Lindo blog, gracias por pasar por el mío y nos leemos. Besos!

PauLy dijo...

Cortazar es un grande! Es todo lo q tengo para decir

Emilia dijo...

estoy especulando con ese otro cielo al que debo aprender a llegar...

hermoso capítulo - como toda la novela -

Saludos!

:)

Zimbon dijo...

ANA: nunca tuve paciencia para jugar a la rayuela! Me era muyyy aburrido,lo admito!

PAULY: estamos de acuerdo!

EMILIA: yo ando medio desorientado, pero no estaría mal darse una vuelta por allí...

Bárbara dijo...

Un juego aparententemente sencillo pero que se tarda en aprender y cuando lo hacés es a fuerza de caídas.

Saludos

Zimbon dijo...

La verdad Bárbara, yo todavía no estoy seguro si se termina de aprender el jueguito este...para mi que te van cambiando las reglas!
besos

Pilar dijo...

¡Que decir de Cortázar!!! Con razón me hiciste ese pedido ¡qué bueno porque faltó la rayuela y ahora que recuerdo la payana. A lo mejor en mi blog lo describo porsupu no tan bien como Cortázar pero lo haré entendible. Saludos Pilar