miércoles, 27 de mayo de 2009

Desequilibrios

Te enterás el miércoles al mediodía que tu viejo está mas jodido de lo que en un principio parecía y organizás un viaje a las apuradas aprovechando el finde largo. Aunque "si no había feriado, te ibas igual".

Tu hermana tenía planeado con anticipación viajar ese jueves por la noche. Decidís ir con ella, sabés que es un viaje de esos que "mejor hacerlo acompañado". En tan solo unas horas organizás las faltas en el trabajo , postergás un parcial en la facultad y algunos detalles mas.
A pesar de todo, las cosas se dan bastante bien. Pero, cuidado, hay días que vienen complicados.

Una hora antes de salir, te enterás en una conversación casual que tu hermana viaja 22.10 y tu pasaje es para las 22.00. Misma empresa, mismo destino, pero diez minutos de diferencia que muchas veces no significan nada y ahora si. Pero bueno, "tampoco es tan grave", y seguís.

Igual salen juntos hacia la Terminal en un micro que va a tardar en llegar, y por el cual te arrepentís de no haber ido en taxi. A pocas cuadras, todavía en el cole, te enterás por radio que Boca perdió y quedó eliminado de la Copa Libertadores. "Bue, que importa esto comparado con..." Pero si, importa. Y lo sabés. Sabés que en un día normal, esto te provocaría mucha bronca, algunos dolores de cabeza y varias discusiones posteriores en el trabajo, con los amigos y hasta en el almacén del barrio. Pero este no es un día normal, menos mal.

Llegás jugadísimo a la Terminal, y todavía tenés que pasar a retirar el pasaje. Vas a las corridas a la boletería mientras tu hermana te despacha el bolso. Cuando te acercás al micro para subirte notas que ya no tenés la campera que llevabas colgada del bolsito. Si, esa la verdecita, la linda, la que hinchaste no se cuantos meses para comprarte...
Obvio que tu hermana no la tiene, si nunca se la diste. Volvés tras tus pasos buscando a "alguien" esperándote para devolvértela. Pero no, a pesar de ser una noche calurosa, se ve que algún precavido la encontró y se la quedó por si refrescaba. Volvés entregado, el chofer te mira con cara de "¿Vas a subir o seguís recorriendo la Terminal?". Tiene razón, ya son 22.03, pero te cuesta resignarte.

Subís, buscás tu lugar, y apoyas al fin la cabeza en el asiento. Fue un día largo y te esperan días raros, pero ya está. Prendés el mp4, y entre Calamaro, Silvio e Ismael intentan relajarte. Les va saliendo bastante bien.
Pero a la hora y media de viaje, el micro reduce su velocidad, se detiene, se escucha que regulan el motor hasta que finalmente para por completo. No es una ciudad, no hay Terminal, no hay congestionamiento, no tendría que parar ahí. Salvo que... el colectivo se rompa! Y tengan que esperar que venga otro a reemplazarlo.
Y así, en una noche en la que solo querías dormir y que se pase rápido, te encontrás en el medio de la nada junto a cuarenta desconocidos, con dos horas libres para meditar sobre el sentido del Universo y demás interrogantes cotidianos. Milagrosamente, te lo tomás con mucha calma y buen humor. Pasado un largo rato, llega el micro de reemplazo y todo vuelve a la "normalidad".

El horario de llegada a tu ciudad era a las 7 am, llegás a las 9. Y en un estado de sonambulismo total, tu única preocupación es que el taxi se apure para cumplir con la promesa que le hiciste a tu sobrina mayor: estar 8.30 en el Colegio donde actúa por última vez en la primaria en un acto por el 25 de mayo. Apurando al taxista, llegás unos minutos tarde, justo cuando está terminando de bailar; aunque permanece en el escenario mientras trancurre el resto del acto y podés verla.
Pero cuando termina le mirás la carita, y Trini está tan feliz de verte ahí que no importa si llegaste unos minutos tarde. Y vos también estás feliz de estar ahí; su sonrisa y sus abrazos pagan todas las complicaciones del viaje.

Pero si con eso no alcanzaba, cuando los chicos vuelven al aula (porque ahora tienen el acto y después siguen con las clases, ¡Que asco! antes era al revés) te vas a lo de tu hermana a despertar a la sobri mas enana, Mili de 2 años, y los dos medio dormidos, se tiran en la cama a jugar, comerse a besos, reirse, quererse, escuchar las nuevas monerías y todas esas cosas que hacen tan bien.

Está claro que muchas de las malas permanecen ahí, no se solucionan ni desaparecen por la presencia de un par de sobrinas hermosas. Pero al menos, las cosas encuentran un "equilibrio" que necesitabas. Ahora si ya estás mucho mejor preparado para encarar el fin de semana.

20 comentarios:

euges dijo...

Ay zimbón! se me cayeron! sí, las contuve un rato, pero ya está, se cayeron! tengo el cachete mojado... y si no fuera porque a jorge invierno se le ocurrió llegar y hace casi bajo cero iría corriendo a darte un abrazo!
Es hermoso lo q escribiste, comparto la pasión por las sobrinas y es algo tan inexplicable, y lo explicaste tan bien!!
el mundo está desequilibrado, ya lo creo... (ahí es cuando uno grita y putea bien fuerte) pero mientras exista algo tan lindo del otro lado de la balanza, podremos seguir!

Te abrazo más fuerte!!

el Rafa dijo...

Los enanos tienen ese nosequequeseyo que nos equilibran la mas desordenada de las vidas... por suerte.

Me alegro que pudieras encontrarte con ellas.
Saludos.

Pau dijo...

Los sobrinos son los hijos por los que no tenemos que trabajar :P
Yo los amo a los mios :)

Espero que estes bien!!! Y tu papá también :(

Pedro dijo...

Casi se me mienta un lagrimon ...

Los sobrinos son lo mas lindo del mundo!!

Luli dijo...

Siempre,
llega el enanito.


En tu caso enanitas.
:)



Yo tengo uno que me espera todos los días en casa, entonces todo está bien.

Carolina dijo...

Que bajon, lo del micro, la campera, todo!
Me desesperan ese tipo de cosas.
Y me alegra que hayas visto a tus sobrinas te hayas reido y comerlas a besos :)



Un besote

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Me dolió lo de la campera.

Y yo quizá tenga demasiados sobrinos, pero conozco muy pocos y casi ni los veo.
Pero al q más tengo en cuenta es a Alejo, un bebé precioso.

A los henitos no los cambio por ningún sobrino igual.
Ayer por jugar con ellos, se me rompió el reloj
:S

Radio Bemba dijo...

bienvenido!!!...
esos son los dias que hay que apretar delete, y que todo pase rapido, y que todo se haga solo... ya paso.

JO dijo...

Y si....soy llorona....y tu crónica me pudo....


- Me gusta verte sonreír cuando lo normal era llorar.... -

Zimbon dijo...

Euge, vos tmb sabés mucho de amor a las sobris a la distancia, así que te tomo como voz autorizada. Gracias!
Me debés el abrazo, otro para vos!


Rafa, los enanos son muy poderosos! Y lo hacen sin intereses a cambio ni darse cuenta de nada, por eso hay que tratar de no crecer demasiado!


Pau, buena definición! Y tampoco preocuparnos por cosas de padres... Estamos mejor! Gracias.


Pedro, supongo que hasta que te llega un hijo debe serlo. Lo mas parecido seguramente.


Luli, si sabrás vos del enanito equilibrando días desparejos!
Ah, y mi blog también se lee en Francia, no solo Cuadrillé! Buuuu,jaja


Carolina, a mi me ponen mal, pero solo por un ratito, no soy de perder cosas. Lo del micro, pasa... Gracias!


Cin, a mi mas, nos queríamos! jaja. Pero claro, vos tenés hermanitos, eso cubre la dosis de niños en tu vida.


Radio Bemba, si, algo así, aunque yo soy mas de encararlos un poco a esos días, no siempre pulso delete.


Jo, mientras hayan sido lágrimas de las lindas! Buena frase, de las viejas de Arjona, cuando me caía mas o menos bien.

eMiLiA dijo...

Uh, que feos esos días en que uno parece ir a contramano de la vida.
Me alegro mucho que al final de la jornada de infortunios hayas tenido merecida recompensa en los brazos de tus sobrinas. Eso, no importa qué pase, siempre reconforta.

Un abrazo!

Ivy dijo...

los sobrinos tienen eso... sobretodo si se parecen a vos :P (lo digo por mi Bugui, jeje)

ojalá igualmente eso q alivian ahora se solucione y puedas disfrutar todo más a pleno

un abrazo

el Rafa dijo...

Yo por eso sigo, y seguiré, haciendo pendejadas que se que le alegran un poco la vida a mi gente.
Saludos capo y espero que las cargas se vayan acomodando.

Zimbon dijo...

Emi, Si, menos mal que existen "esas pequeñas cosas" para balancear los días. Besos!


Ivy, mis sobrinas no se parecen mucho a mi, afortunadamente para ellas! jaja. Muchas gracias, ojalá!


Rafa, si logran eso, ya alcanza! Yo también me niego a asumir ciertos "crecimientos inútiles de adulto". Esperemos, gracias!

Fati dijo...

Yo las suelo llamar caricias al alma, no solucionan pero son hermosas !

Gaby dijo...

absolutamente cierto...
me pasaba con mis sobrinos, y ahora, con mi hijo, mil veces más.
recuerdo una vez que sentí que todo era caos, a mi alrededor, cero control de nada, y en medio, en el breve espacio de sosiego (como el punto que se ubica en el centro de un tornado), la claridad, la certeza, de que al final todo irá bien, estando ahi abrazados, simplemente lo sabes, todo irá bien...
y, sí, en algún momento todo se empieza a ordenar, el universo te regala un poquito de su equilibrio...
ojalá todo vaya bien para ti.
Un abrazo.

Despeinada dijo...

Yo tengo dos sobrinos y es verdad... el mundo se puede caer alrededor pero la sonrisa y la risa fácil de los chicos es algo que llena, que demuestra que la vida es linda a pesar de tantas amarguras que uno pueda sufrir :)

Zimbon dijo...

Fati,
son eso, caricias en el alma, tal cual! Y a veces, hasta solucionan...


Gaby,
Que lindo sentir esa calma! Gracias!


Despeinada,
aja, totalmente de acuerdo! Que se caiga nomás...Bienvenida!

Anónimo dijo...

Si te entenderé, si me sentiré identificada!!!...Teniendo sobrino en casa, por ejemplo, descubrí algo en lo que todos los habitantes concordamos: Santino tiene la capacidad de dar vida a objetos inanimados. En su ausencia descubrimos que su muñeco del Hombre Araña nos mira con ternura, como invitándonos a jugar; nos descubrimos a nosotros mismos sonriendo mirando el vaso de "Los Padrinos Mágicos" (en mi caso más de una vez cambié de canal para ver si los estaban dando); las zapatillitas tiradas por cualquier lado parecen estar descansando plácidamente...así como los objetos "cobran vida", muchas veces una sonrisita suya alcanza para darme ánimo (a mi alma "inanimada")cuando más lo necesito y cuando muchos que lo intentan no lo logran...

Tras que cada día se presenta con alguna complicación, existen esos días en que se vienen varias juntas...no PUEDE ser así!!! Tendrían que repartirse equitativamente entre todos los días de la vida por lo menos! Y también podrían tener algún "franco"; el domingo tal vez, ya que de por sí es un día que se presenta medio tristón (aunque por supuesto, sería negociable!)

Me alegro mucho de que hayas podido encarar ese finde con ese equilibrio, y espero que sigas con esa facilidad para apreciar las "pequeñas cosas", para encarar los días; los buenos, y los no tan.

Beso y abrazo gigantetesco...

De SOFÍA...(así era, no?? je!).

Zimbon dijo...

Sofi,
que lindas esas historias! Grafican hasta mejor que en el post ese sentimiento que provocan los enanitos en nuestras vidas y todo lo que significan en "esos días"!


Si, así era. Es demasiado lindo ese nombre para apodarlo Sol, jaja


Un beso enorme!
Te quiero!