domingo, 18 de mayo de 2008

Vengan a ver...

Esta es una balada de Pablo Coll, que popularizaron el Turco Sanjurjo y Alejandro Apo en su espectáculo "Y el fútbol contó un cuento."



Vengan a ver a ese morochito
que hace verdades las fantasías de la ilusión.
Vengan a ver como este angelito deja pintado
hasta el más pintado, pintándolo.

Pibe indomable, niño infinito,
mano del cielo que trepa al aire a gritar su gol.
Un cebollita en el universo, un hombrecito
que anda por ahí desafiando al sol.

Vengan a verlo es cierto,
Vengan a verlo el existe,
Vengan a ver que bonita se pone la tarde,
cuando él la viste.

Viene a pintar mi alma, viene a pintarme la ilusión...
Viene a pintar mi alma, viene a pintarme el corazón.

Mago y paloma, Diego y redonda
Hay un romance inseparable entre ella y él.
Vengan a ver como es que sublima un país entero
en la alegría que hay en sus pies.

Vengan a ver como las estrellas
dejan su sitio en el firmamento, solo por él.
Delfín herido fuera del agua
un pibe que llora desamparado al atardecer.

Es mi alegría su risa...
Es mi ilusión la que él grita.
Es mi bronca su rabia
Y su llanto... mi peor desgracia.

Hay fotos en el alma que no se borran jamás...
Hay fotos en el alma que no se pueden borrar...

Pinta, pinta, pinta la alegría este pintor
Pinta, pinta mi alegría este pintor...





¿Hace falta aclarar que está dedicada a Diego Maradona? No dejo de emocionarme cada vez que la escucho, ya sea por la radio o en el espéctaculo de Apo... Con un amigo coincidimos en que sólo este momento, te paga la entrada del mismo.

Por lo general, mientras el Turco termina de cantarla, Alejandro Apo arranca a leer los "Versos para Maradona" de Héctor Negro, y ahí si que es imposible resistir al lagrimón que asoma...




Yo no se qué angel pardo se asomó por Fiorito,
se coló en los picados donde él anochecia
y prendado del angel gurrumín de la zurda
se instaló en el mocoso con su audaz brujería.


Ya tramaban entre ambos portentosas hazañas
con la número cinco de compinche jugada,
Paternal fue la ruta, la escuelita de barrio
escenario temprano, fogueo y recalada.


Aquel angel errante, diabla luz en su sangre
lo hizo crack mixturando travesura con fuego,

de movida, brotaba el sol de su alegria,
iluminando el verde que bordaba su juego.

Fue, la Mano de Dios y el demonio sudaca
desparramando ingleses y sutiles inventos,

la melena enrulada o el cabello cortito,
el misterio era el mismo, la magia no era cuento.

El sur Napolinato fue el sur de su suburbio,
por morocho, por pobre por sur por desdeñado
él, le ofrendó sus goles, su prodigio, sus ganas
y fue llenando el hueco del ídolo esperado.


Humilló al Norte rico con vital desparpajo
con la celeste y blanca se arrió media tribuna
en el sur y en el norte le hizo un corte de manga
a los que, despreciaron su canción de cuna.


Desnudó a los hipócritas mandamases del fútbol
lloró como tan solo lloran los que se juegan
y como pasa siempre con los cristos de barro
lo colgaron con clavos en la cruz de su entrega.


Y no le perdonaron, ni su origen, ni su orgullo
y ese privilegio que mantiene, de mover muchedumbres
sin pasarse al bando de los que todo humillan

para ser uno de ellos como siempre es costumbre.

Los burócratas grises de aceitadas bisagras.
o el chantún cholulaje de bigotes en rueda
o los caretas impúdicos conocidos de siempre
o los escribas que reptan por las treinta monedas.


Toda esa calaña, lo sentenció caído.
como el árbol que abate el hacha o la tormenta.

le calculó la leña que de él le serviría,
y lo hizo noticia, sumar en sus cuentas.


Pero él, él es bien de abajo por sobre toda duda,
y sigue, en las banderas, en los cánticos, en los coros.

porque la gente intuye que aun entre los grillos
sigue siendo uno de ellos, es El Diego...


Es aquél pibe del barrial de Fiorito
la tribuna le canta con su voz, Maradó,
relámpago del fútbol del mundo .

en un tiempo de grises picapiedras y sinuosas personas.

Yo lo vi, lo vi desde el piso de una cancha alambrada
o en el alto cemento del estadio encumbrado
o en la incierta ventana de una caja de luces
o, en el hosco potrero de algun barrio apartado.


Cuando alzaba la Copa de la heroica victoria
o, gritando la fiesta de otro gol festejado
y lo vi con la bronca y el amor propio herido
sin guardarse el insulto al sentirse insultado.


Es el Diego, es aquel pibe con el angel adentro
que no se vende al diablo y al angel no abandona.
Una redonda alada fue su arma y su juguete
es canto en las tribunas... su nombre, MARADONA!!!


Gracias por la emoción!

5 comentarios:

Libertad dijo...

El fútbol no es lo mío pero nunca está de más recordar todas las alegrías que Maradona nos dió...
Besotes!!!

jous dijo...

Heyyyyyyy......acá estoy, cumpliendo la promesa...y cómo lo predije, está cosa es inentendible para mí, me quedo con el flog...

besos, JO.



"...venía a Tandil el Boca Juniors de las estrellas,el de Madurga, Suñé, Roma, Coch, Pianetti,etc., y yo hubiera dado lo que no tenía (nada o todo se tiene a los 10 años), por estar al lado de mís ídolos.El viejo compró las plateas,que estaban ubicadas adentro de la cancha y yo casí desde la línea de cal vi cómo al pobre Pladino [i]nosotros[/i], los bosteros, le llenabamos la canasta.Me había ido vestido enteramente de Boca, con la camiseta que evocaba el numero tres de Marzolini en la espalda, las medias auriazules a rayas verticales, y tenía hasta los botines,que eran los clásicos "Sacachispas" de entonces.Cuando terminó el partido fui con mi bolsa de papel picado y mis ilusiones intactas hasta el centro del campo.Allí lo encontré a Rubén Suñé, el gran capitán.Lo único que se me ocurrió fue acercarme hasta que lo tuve encima y arrojarle un poco de papel sobre la camiseta.Suñé me miro desde el olimpo agrio de la fama y me dijo: "Rajá de aca,pendejo de..."

No pude entenderlo hasta veinte años después cuando leí en los diarios que ya sin gloria y sin fútbol, solo con su alama en ruinas, el "Chapa" Suñé se había tirado desde un séptimo piso a la nada o al olvido."


Elías El Hage

Jous dijo...

Desde el otro blog que me inventaste, y para que te quede bien la dire...y para que veas que cumplí con la promesa de postear...


besos...

JO.

Evange dijo...

Hola! bueno, cuando la veas, contame que te pareció.


saludos!

Anónimo dijo...

Alejandro Apo no usa más "Vengan a ver" en su espectáculo. En su lugar el turco hizo otra canción.
Problemas de derechos de autor...vió?