miércoles, 1 de abril de 2009

La gente cuando se muere es buenisima

Cuando la gente se muere, pasan a ser mejores personas; es ley, y no importa si lo fueron o no; no quiero discutir eso ahora. Me interesa mas cuestionar esa necesidad que tenemos de limpiar culpas y errores como si eso solucionaría algo.
¿Por qué siempre es asi? ¿Por qué nos agarra esta cosa de redimir lo que ya no está?
Y es una tendencia que, en mayor o menor medida, tenemos todos...

"Fue el padre de la Democracia"
"Era el mejor vecino"
"Era una gran mujer"
"El mejor amigo de sus amigos", y desconocidos también...
Gardel empezó a cantar mejor,
Rodrigo casi termina santificado,
Etc, etc, etc...

Será que nos sentimos culpables por seguir vivos...
Que ironía!



28 comentarios:

romivox dijo...

Porque nos enseñaron a no hablar mal de los ausentes, y no debe haber ausencia más publicitada que la muerte(yo, por ejemplo, no tolero que mi vieja despelleje a mi papá).

Pero en el fondo, cuando se trata de estos personajes (me refiero a Alfonsín, puntualmente) es una cuestión bastante argentina de no admitir los matices. Es más fácil decir que fue un vendepatria o un patriota. Es el hijo de puta que firmó el acta de defunción de la justicia con el Punto Final o el gran demócrata que hizo el Juicio a las Juntas.

Como charlamos en los posts anteriores sobre la Dictadura, le tenemos mucho miedo a conocer las dos caras de la moneda.

Alguna vez alguien quiso convencerme de tomar partido por algo con una frase bíblica: "o frío o caliente, a los tibios los vomitaré". Y aunque las posturas extremas tienen una potencia increíble y son las que más movilizan, cuando llega el momento de -por ejemplo- hacer el balance de una vida, no dejan ver todo el panorama.


PERDON POR EL PALABRERÍO...

Zimbon dijo...

Todo lo contrario:

Bienvenido el palabrerío!

Ahi te comento...

romivox dijo...

:)

Por supuesto, hay gente que por más que intentes buscar, no tiene nada de bueno...

Zimbon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zimbon dijo...

Dos aclaraciones dos, antes de seguir, para no herir susceptibilidades, no es la idea.

1- No es nada personal contra Alfonsín, creo que tiene muchas a favor y algunas importantes en contra, como cualquier ser humano que se precie de tal.
Hoy es sólo el ejemplo que lo cotidiano brinda para disparar el tema.


2- Me refiero a muertes sociales, populares si se quiere, aquellas que son noticia o que los medios las construyen como tales.
Dejo de lado, si se puede, las muertes familiares o cercanas, eso es obvio que uno lo vive distinto.

He dicho!

romivox dijo...

Al margen de lo comentado, estaría bueno hacer los homenajes (y las condenas) en vida...

Después, según las creencias de cada uno, vendrá la justicia divina o los gusanos...

eMiLiA dijo...

Jajajajaj, me robaste las palabras de mi boca!!

Anoche me acosté viendo lo maravillosa que es una persona cuando muere. Hoy a la mañana me levanto y sigue la repetición de la lista de bondades.
Cuando iba para mi trabajo pensé: ¡Qué buena es la gente cuando muere!

Y no lo digo en contra de Alfonsin, sino que SIEMPRE sucede, hasta con la vecina de la vuelta de casa que barría la vereda como nadie, juaj.


Besoo

:)

g. dijo...

Algunos lo quisieron toda la vida, me consta que muchos lo queríamos hasta cuando estaba vivo.

Por lo demás creo que ayer se hizo una acto necesario a un presidente que con sus desaciertos y aciertos, desde mi punto de vista, siempre intentó hacer lo que él pensaba mejor en ese momento histórico/político. Tal vez esa es su honestidad, creo.

Pero bueno. Con muchas personas Sí pasa eso; mi abuela es una santa... Y no, no lo era.

Saludos.

g. dijo...

Ah
La ley de obediencia debida y punto final, son leyes. Leyes del Congreso de la Nación Argentina (Que es el órgano voluptivo, o sea la voluntad, de la República); obvio, el Poder Ejecutivo mandó el Proyecto de ley que fue aceptado por las dos cámaras (Con quiero decir que No es sólo de Alfonsín el error, si es un error) .

Bueno, todo esto venía a que había leído mal un comentario; muy por arriba. Pero lo dejé porque creo que tiene un buen concepto.

Perdón por la vehemencia. Pero yo creo en la República y sólo se es así con la división de poderes.

No creo que sea el ámbito y me parece que estoy meando fuera del tarro.

Ivy dijo...

totalmente de acuerdo, yo mejor me callo en esos casos, la gente se pone muy susceptible, si les mostrás q están idealizando DEMASIADO a ese q se fue, se ofenden, pero maaaaaaaaal

flor dijo...

¡Qué buena pregunta la de tu comentario!

Zimbon dijo...

Romi,
eso ni hablar, estoy de acuerdo!


Emilia,
me acusaste de ladrón? jaja...
Bien captada la idea, lo mío tampoco es contra Alfonsís, es en general...


g.,
Yo no hablaba de Alfonsín!
Claro que el acto fue justo, neceario y merecido, coincido con que intentó casi siempre lo mejor en un contexto nada favorable...


g.,
A mi me encantaría que la parte esa de la Constitución que habla de un sistema Representativo y Republicano, sea menos una utopía y mas una realidad!
Todos sabemos la injerencia que tiene el Ejecutivo sobre el Legislativo, tampoco tiremos la pelota afuera...

No mea fuera de ningún tarro; mas arriba alenté al palabrerío, no problem ni censura por aquí, al menos por ahora, jeje.

Saludos!


Ivy,
por eso mi aclaración...también lo he padecido.


flor,
gracias! Y la respuesta? qué opinás vos? Bienvenida!

Pau dijo...

Acabo de comentar, justamente, en otro blog que nunca entendí por qué cuando alguien se muere se convierte en santo.

Flo :) dijo...

es fácil, mi querido Zimbón: nunca falta en un velori el que dice que el muertop era buenísimo.

una vez muerto, ya no jode a nadie. una vez muerto, ya no vuelve, una vez muerto, pasa a ser recuerdo.

no te quepa duda que el día que muera alguien como.. emm.. videla por ejemplo, alguien va a llorar y a decir que era "un buen tipo"

esas cosas pasan.

es casi como una ley común.

sépalo.

JO dijo...

Debe ser que nos sentimos culpables de seguir vivos.-


Me gustó más en afirmación.Tuvo un dejo de resignación...

JO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
euges dijo...

Me pregunté lo mismo...
más allá y más acá de todo, me preguntaba si a la rata le van a hacer este mismo homenaje...
abrazo fuerte zimbon!

ya te devolveré el fernet!

(me encanta abril tb, aunque a mayo le tengo un gran afecto por esto del natalicio... empiezan las hojitas secas para pisar!! q lindo lindo para caminar escuchando a jaime ross)

el Rafa dijo...

Debo decir que realmente me enferma eso. Recuerdo que en mis tiempos en los medios (he sido periodista, conductor de radio, programador, productor, operador técnico, entre otras cosas) tenia un compañero que durante la mañana cubríamos Casa de Gobierno para diferentes medios. Y por la tarde yo operaba un programa de radio que en el cual este muchacho era el periodista de estudios. Me caía extremadamente mal, era soberbio, manyin, mediocre, tenia como mi edad de antigüedad en los medios y yo maneja mejor los tiempos, el concepto de repregunta era un misterio para el. Y casi a nadie le caia bien. Sin embargo el pibe se murio y toooooodoooooos los hipocritas dijeron "pobrecito XX era tan bueno y tan generoso". A lo cual no podía evitar yo saltarles al cuello "que carajo el pasa??? no es buenito por que se murió!!! si a ustedes le caía mal!!!"
Obviamente quedaba como el desalmado, pero yo lamente su muerte. Solo que no por eso me empezó a parecer "buenito"
Me extendí demasiado.
Abrazo.

Petre dijo...

Muy inteligente tu planteo Zimbón, y muy interesante el planteo de Romivox... Creo que hay bastante de pereza emotiva e intelectual en no querer ver los matices entre el blanco y negro tajante... Y siempre está el prurito de decir algo negativo de un muerto.

Sin embargo, hay mucho de genuino en el dolor popular por la muerte del expresidente... No me imagino esto mismo con sus sucesores en el cargo... Habrá seguramente (porque está en el protocolo) homenajes, discurso y entierro oficial, pero no me imagino el profundo dolor y el recuerdo que dejó en los ciudadanos la muerte de Alfonsín.

Petre

Ana dijo...

Y sí, tenemos esa extraña tendencia morbosa en general...

Maria del Sur dijo...

Si tenes razon
o porq si fue tan jodidamente ejemplar el tipo
nadie hizo nada
no se digo...dio un ejemplo y ahi murio todo
no vamos discutir su fue bueno o no o bla
pero pongamosle q si q lo era...
el tipo tuvo q cargar con esa mochila de democracia y tal
y se murio y listo
porq nadie nunca mas nada...
y ahora se muere y le prenden velitas
no se, no digo q este mal pero...
este pueblo y yo no nos entendemos...

Julieta Abiusi dijo...

A veces pienso que morir es nuestro acto verdaderamente sincero. Alabar a los que se van es una mezcla de miedo y envidia.

yo no soy Cindy Crawford! dijo...

No negri.
La gente es tan mentirosa que llega un punto q se creen sus propias mentiras.
Se inventaron esto de q el tipo era lo más y ahi andan...
llorando por él...
por favor...

----- Jennifer ----- dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Horacio dijo...

eh che, pará, rodrigo era groso!!! yo lo conocí de jovencito, cuando tenía el pelo largo jajaja

Zimbon dijo...

Pau,
yo tampoco, pero me la juego por la culpa...


Flo,
espero no estar cuando esa persona diga eso sobre Videla, no se si me voy a poder contener de putearlo!


Jo,
si, tenés razón, tiene mas fuerza...


Euges,
espero que no! No creo, me parece que estamos como mas pensantes en eso...


Rafa,
ja, buena historia para ejemplificar!
En este blog, odiamos a "los buenitos". Abrazo!


Petre,
gracias! Si, si, lo de Alfonsín fue mas genuino, pensaba mas en los medios y en varios hipócritas que celebraron su caída en el '89 y ahora saltan como si nada...


Ana,
buena definición!


maría del sur,
así somos, ambiguos...
yo solo de a ratos me entiendo con este pueblo, no sos la única!


Julieta,
envidia? somos conscientes de ese acto sincero? Hmmmm


cindy,
jaja, sos malvada, eh! Que se creen sus mentiras si que es verdad.


jennifer,
Bye bye!


Horacio,
pero no tanto como para santificarlo! Vos también tenías pelo y largo en esos años? jeje

Limada dijo...

O por miedo.

Zimbon dijo...

Esa es otra posibilidad...
miedo a qué? a la muerte?